jueves, 15 de noviembre de 2012

MOÑITOS GRATINADOS CON ESPINACA

                             

El otro día para variar un poco de las típicas pastas secas compradas preparé fideos caseros, y para cambiar un poco más les dí forma de moñitos. Está bueno de vez en cuando hacer pastas caseras ya que son más sanas y nutritivas que los que compramos en el supermercado, y además nos aseguramos que fueron elaboradas con ingredientes de calidad. Encima son muy fáciles de preparar, un poco de harina, huevos y listo.....


Moñitos (proporción para una persona):
1 huevo
1 cucharada de agua con sal
100 gr de harina

Colocar en un bowl los huevos junto al agua salada y mezclarlos. Agregar la harina e integrar bien. Amasar hasta lograr una masa lisa. Dejar descansar la masa envuelta en papel film durante 30 minutos en la heladera. Estirar la masa hasta lograr un grosor fino. Para armar los moñitos cortar rectángulos de unos 4 cm por 2 cm de lado (si tienen ruedita dentada mejor!). Después tomar cada rectángulo, pellizcarlo en el medio y se  formarán los moñitos. Una vez terminados de armar todos, dejarlos sobre una mesada o placa enharinada  destapados por un rato para que se oreen bien.




Salsa
1 paquete de espinaca
1 cebolla
1 diente de ajo
30 gr de manteca
30 gr de harina
500 cc de leche
Sal, pimienta, nuez moscada
Queso rallado

Colocar la manteca en una sartén a fuego suave hasta que se derrita. Agregar la harina y mezclar, cocinar 3 minutos  revolviendo constantemente para que no se queme. Incorporar la leche y cocinar hasta conseguir el espesor deseado sin dejar de revolver. Sazonamos con sal, pimienta y nuez moscada. Reservar. 
Limpiar las hojas de espinaca y quitarle los cabitos a cada una. Sin secarlas, colocarlas en una olla con unas gotas de aceite de oliva, taparlas  y cocinarlas durante 5 minutos. Retirar la espinaca, colarla y escurrirla con las manos hasta sacarles todo el exceso de agua. Picarlas con un cuchillo  y reservar. Picar la cebolla y el diente de ajo y rehogarlos en una sartén. Agregar las espinacas picadas y revolver. Agregar las verduras a la salsa blanca.

Hervir la pasta un poco más dura que al dente, porque se continuará la cocción en el horno cuando las gratinemos. Precalentar el horno a 200ºC. En una fuente de horno, poner parte de la salsa en el fondo. Volcar la pasta encima de la salsa y cubrirla con el resto de la salsa. Colocar el queso rallado por encima. Cocinar por 10 minutos o hasta que quede dorado.




Tips: Si no quieren trabajar tanto dándoles la forma de moñitos, pueden darles la clásica forma de tallarines o pappardelles. Para esto, una vez que tenemos la masa estirada, hay que espolvorearla con harina.y enrollarla como si fuera un pionono. Cortar la masa en tiras que pueden ir desde 3 mm a 1 cm, según lo que quieran. Después de cortarlas, desenrollar la cintas o tallarines con la mano, separarlos bien y distribuirlos sobre un placa bien enharinada. Dejarlos orear un rato.

2 comentarios:

  1. Qué trabajito! pensé que ibas a mostrar una salsita para unos Matarazzo ;)...pero no, el proyecto completito completito!
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Estaba inspirada ese día jaja
    Besos!

    ResponderEliminar