jueves, 28 de marzo de 2013

RAVIOLES DE CALABAZA


Hola! Me encantan los ravioles de calabaza, son mis preferidos. En Buenos Aires son bastante fácil de conseguir (aunque cada vez está más caro comprar una buena caja de ravioles) pero en Santiago todavía no encontré unos que valgan la pena comprar... Parece más complicado hacerlos de lo que realmente es, asique no se asusten al leer la receta. Como suele llevar un buen tiempo prepararlos, aconsejo hacer de más y congelarlos, así tienen unos ricos ravioles caseritos listos para comer cuando quieran! 
Los pueden acompañar con la salsa que más les guste, yo aproveché que tenía tomates cherry, albahaca y queso mozzarella en casa para hacer una"salsa" rápida, ya había cocinado bastante ese día jaja, pero con una salsa cuatro quesos quedan buenisimos también! Ideal para comer esta semana santa!

 La proporción para hacer la masa de pasta la pueden ver acá.

Ingredientes relleno*:
1 calabaza (zapallo)
25 gr de manteca (mantequilla)
Sal, pimienta, nuez moscada
2 cucharadas de ricota, opcional

Pelar y cortar el zapallo en cuadrados, agregarle un poco de sal y manteca, colocarlo en una fuente para horno y cocinar. Cuando esté bien cocido, dejar enfriar y procesar para hacer un puré. Rectificar la sal,  y sazonar con pimienta y nuez moscada. Se puede agregar 2 cucharadas de ricota para que el relleno quede más firme. Llevar a la heladera y dejar enfriar bien. 

Para armarlos, lo ideal es tener una máquina para hacer pasta, pero también se puede hacer con palo de amasar y sin molde. Estirar la masa bien finita, de un grosor de 2mm aprox. Si tienen placa de ravioles, colocar la masa sobre la placa, rellenar, rociar los bordes de la masa con agua, poner la otra masa encima y pasar el rodillo para cerrarlos bien. Si no tienen la placa, colocar un pedazo de masa estirada sobre la mesada y ponerle encima cucharadas de relleno. Mojar con agua la masa con la yema de los dedos alrededor del relleno. Colocar otra lamina de pasta encima tratando de que no se formen burbujas de aire alrededor del relleno. Es importante que la masa se pegue bien en los bordes, y que no queden burbujas de aire porque el aire va a hacer que los ravioles se revienten cuando los cocinemos. Cortar los ravioles con la forma que más les guste. Ponerlos en una bandeja con harina y un poco de sémola para evitar que se peguen. Reservar en la heladera hasta el momento de comer. Cocinar en abundante agua hirviendo con sal.

los hice con el molde de ravioles, quedaron lindo no?



*con esta cantidad de relleno hice 5 porciones de ravioles

Tips: hay que cocinarlos el mismo día que se preparan porque sino la parte inferior de la masa se humedece y se ablanda mucho el raviol, haciendo que éste se rompa. Una opción es congelarlos, para esto  hay que ponerlos en una bandeja en el freezer y cuando ya se hayan congelado pasarlos en porciones a una bolsa. Para cocinar echarlos directamente en el agua hirviendo.

1 comentario: